Noviembre - Diciembre 2014 banderas chile

Publicado el enero 12th, 2015 | por macero

1

Los cuatro emblemas Patrios de Chile

por Jorge G. Vega Díaz
Presidente Comité RR.PP
Distrito 4320Los cuatro Emblemas

La bandera de la Transición (1817) y un “cuarto” pabellón olvidado por la historia
Usualmente, se enseña que las banderas chilenas han sido sólo tres: la de la Patria Vieja, la de Transición y la actual. Sin embargo, existe una cuarta bandera, previa a la definitiva de la República, cuyo uso marginal y efímero ha llevado a muchos autores a desconocer su existencia o minimizar su valor como símbolo patrio e histórico.

En orden consecutivo, partimos con la Bandera de la Patria Vieja, concebida en 1811 por don José Miguel Carrera; luego la Bandera de la Transición del 26 de mayo de 1817, diseñada aparentemente por don Juan Gregorio Las Heras. Otras fuentes señalan la fecha de creación el 18 de octubre de ese año. Dudamos de este dato, pues su presentación oficial tuvo lugar el día de la Virgen del Carmen, Patrona del Ejército, el 16 de julio, y volvió a realizarse una solemne exhibición en el Aniversario de la Declaración de Independencia, el 18 de septiembre siguiente, ocasión en la que se lo enarboló al lado del pabellón argentino. Sólo en un último acto se la vio flamear el dos y tres de octubre, en las solemnes exequias de los caídos en Rancagua.

Cabe indicar, no obstante, que hubo un período de relativa confusión en el uso de los emblemas, algo propio del momento por el que pasaba la República, en pleno proceso de configuración política y de ordenamiento administrativo. Esto explica lo efímero de los símbolos patrios en esos momentos. Una gran cantidad de versiones poco fieles al modelo original circulaban en Santiago y Valparaíso, de modo que O’Higgins debió corroborar los colores en una providencia del 3 de septiembre de 1817. Según Soublette, el Libertador dejó manifiesta allí la inspiración de los colores en la Francia revolucionaria.

En el estudio de los mitos históricos sobre estos emblemas patrios, cabe preguntarse si es verdad que la bandera de la Transición debió ser cambiada por su parecido a otras banderas, un comentario frecuente entre los historiadores. Efectivamente, la segunda bandera de la historia de Chile, compuesta por tres franjas horizontales (azul, blanca y roja, de arriba hacia abajo) debió ser modificada en 1817 por la que hemos visto, luego de protestas formuladas a Chile por Francia y Holanda, dado que el parecido de este emblema con las banderas de estas naciones europeas estaba generando confusiones y errores. Además, la bandera de la Transición no alcanzó a ser oficializada.

El dogma de los historiadores dice que desde esta bandera de la Transición se pasó inmediatamente a la actual bandera jurada de 1818. Se da por hecho esta situación porque, según Diego Barros Arana, la bandera definitiva y actualmente en uso fue creada el 18 de octubre de 1817, sólo quince días después de la última presentación que tuvo la bandera de la Transición en las exequias de los héroes de Rancagua. Pero descubrimientos de las últimas décadas, han arrojado una nueva luz sobre lo que realmente sucedió en los hechos.

A continuación de la bandera de la Transición y ante la necesidad de cambiarlo por su exacta semejanza con la de los Países Bajos, apareció un emblema misterioso rara vez mencionado por la historiografía oficial chilena: la bandera de tres bandas horizontales (de arriba a abajo: blanco, azul y rojo) y de estrella solitaria; la primera en Chile con esta característica.

El diseño de esta bandera aparece en un decreto, y habría nacido de la urgencia de sustituir el pabellón de la Transición por razones que comentamos abajo. Su diseño será un aporte a la bandera final de la República, actualmente en uso. Esta bandera ha sido estudiada por el Coronel (R) Manuel Reyno Gutiérrez en el “Anuario de la Academia de Historia Militar: Año X, Nº 4″ (1987-1988).

Se especula sobre si este emblema haya alcanzado a ser utilizado parcialmente en los inicios Expedición Libertadora del Perú, ya que aun cuando el actual emblema patrio estaba perfectamente creado en 1817-1818. No contamos con alguna confirmación al respecto, lamentablemente.
Imagen: Las banderas históricas chilenas. Según el Coronel Manuel Reyno Gutiérrez, serían cuatro y no tres, como se sostiene comúnmente. La tercera bandera de este grupo, de izquierda a derecha, es la que frecuentemente ha sido olvidada por la historia oficial.

IMAGOLOGÍA ¿CÓMO SE CONSTRUYE LA IMAGEN PÚBLICA?

Amigas y Amigos en Rotary, deseo compartir con Uds., un Paper muy interesante, que trata de la Imagología., documento escrito por la Dra. en Ciencias Humanas, Juana Lilia Delgado. Ella considera la Imagología, como una disciplina encargada del estudio y construcción de la imagen pública de personas y organizaciones.

En nuestra vida diaria, seguramente alguna vez hemos escuchado frases como “una imagen dice más que mil palabras” o “la primera impresión jamás se olvida”, y efectivamente, como lo plantea la mencionada autora, pues las personas vierten una importancia generalizada a nuestra apariencia, a nuestra imagen.

Pero a todo esto ¿qué es la imagen? La palabra imagen proviene de la voz latina imago, que hace referencia a la “figura semejanza o apariencia” de algo, es la representación mental que un individuo o individuos realizan sobre algún objeto o persona. Para lograr esta interpretación, se involucra un proceso físico-psicológico de percepción, en el cual, además del elemento visual representado, se da una posterior interpretación respecto a dicho elemento. Cabe mencionar, como en la propia definición de la palabra se explica, que la imagen no es algo propio de los objetos únicamente, también las personas tienen una imagen, la cual proyectan al exterior y forma una parte constitutiva, señala Víctor Gordoa, en su libro “Imagología”, del discurso dentro de un proceso de comunicación.

Esta imagen que se proyecta hacia la colectividad, convirtiéndose en un elemento integrante de la opinión pública, es lo que se conoce como “imagen pública”, la cual es definida por autores estudiosos del tema, como Delgado y Gordoa, como la percepción compartida provoca una respuesta colectiva unificada, a un juicio de valor de mayor efecto en un grupo o colectividad que se alcanza a establecer en relación a un individuo u organización. En pocas palabras, Víctor Gordoa, especialista en imagen pública, la defina como una percepción compartida por varios integrantes de un conjunto, cuyos criterios se unifican y se considera a la imagen como una representación o resultado de una situación o cosa.

De acuerdo con el precitado especialista, la imagen pública atiende a tres principales elementos:
-Efecto interno, donde se interponen los factores externos que restringen la expresión
-Veredicto de valor cultural, que tiene que ver con la sociedad y los juicios
-Proceso de comunicación, donde existe una dirección y un involucramiento con la sociedad
Al respecto, a fin de crear o mantener una imagen positiva, es necesario saber que ésta no es estática y evoluciona, por lo que se puede trabajar en ella y perfeccionarla según los intereses y requerimientos de la persona o institución, para mantenerla presente para el público. Se trata de una dinamismo que se encuentra condicionado con el contexto y circunstancias de la imagen, ya que mientras en un escenario una imagen puede ser favorable, en otro diferente puede ser lo contrario.
Asimismo, debemos tomar en cuenta que para crear la imagen positiva de una persona, se tienen que considerar todas las dimensiones de la personalidad el individuo, sabiendo que una buena imagen se forma cuando se actúa con seguridad en sí mismo, se transmite confianza y sentido de responsabilidad.
Para ello existe una disciplina que se encarga del estudio sistemático de la imagen pública: la “imagología”, la cual ,permite la creación, desarrollo y mantenimiento de la imagen pública de una empresa, entidad y/o persona, tomando en cuenta tres aspectos : la apariencia física, las estrategias de comunicación verbal y las estrategias de comunicación no verbal, mismos que permiten la obtención de una imagen coherente entre el decir, hacer y parecer.
El término “imagología”, se le atribuye al literato de origen Checo, Milán Kundera, quien introdujo el uso de este vocablo en los años cuarenta. Se trata de una palabra que surge de la expresión latina, imago, que quiere decir figura o imagen, y logia, que hace referencia a la locución estudio. En términos generales, podemos señalar que la imagología tiene que con el estudio y arte de las herramientas e instrumentos necesario para desarrollar y mejorar la imagen pública de una persona u organización
Para la construcción de una imagen pública, se requieren de tres elemento, Creatividad, Sensibilidad y Conocimiento, a fin de lograr el objetivo deseado, se debe tener cuidado también en, que no haya desequilibrio entre apariencia y esencia y con el objeto de mantener la credibilidad de la persona u organización, debemos hacer un seguimiento, por medio de la metodología que se denomina “Sistema Intima”, la cual consta de cuatros etapas:
Investigación: que es la base que da soporte a l resto de las metodologías, donde se realiza un estudio de mercado mediante la indagación cualitativa y cuantitativa, lo cual proporcionará la información referente a la percepción que el público meta tiene del cliente. Esta investigación comprende dos partes. La Investigación Interna y la Investigación externa.
Interna: cuya finalidad es la de conocer la percepción que tienen los miembros de la Organización o Institución en la que participan. Su importancia radica en saber que tanto los equipos de trabajo traen puesta la camiseta
Externa.: su objetivo es el de conocer la percepción que los clientes ( medios de comunicación, proveedores, organizaciones similares, publico meta ), tienen de nuestra Institución.
-Diseño: Es la parte medular de la auditoria de imagen, donde el ingenio, y la creatividad hacen su acto de presencia. Aquí se analizan los factores que distorsionan la percepción y se plantean las posibles soluciones, considerando aspectos como el esencial, temporal y el económico.
Producción: Es la etapa en la cual el consultor y su equipo ponen en práctica las recomendaciones que ha hecho, es decir, aquí se aterrizan las ideas y se llevan al plano práctico.
Evaluación: Una vez de efectuar las sugerencias hecha y llevarlas a la práctica, se deben evaluar los resultados que se han generado, para lo cual es necesario efectuar una re-investigación; es decir, hacerle el seguimiento a las acciones implementadas y conocer las repercusiones que éstas han causado en la imagen de nuestra Organización, para saber si las decisiones tomadas han sido las correctas, y cuanto éxito han tenido, así como conocer las fallas e implementar un plan para hacer las correcciones que ameriten.
Podemos decir, que en general la imagología, forma parte de las nuevas tendencias en mercadotecnia, cuya finalidad principal, es la de crear una imagen adecuada de la organización o persona, respetando si esencia y cualidades, trabajando así sobre las áreas de oportunidad, tales como en el aspecto físico, profesional, verbal, visual, etc., que permitan crear y proyectar una imagen de credibilidad y confianza al público, nuestro objetivo.

Atentamente
Jorge G. Vega Díaz



One Response to Los cuatro emblemas Patrios de Chile

  1. kathy says:

    la verdad que si es muy importante todo lo que agamos por nuestro país y mas cuando cantamos los himnos nacionales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Subir ↑