Actualidad Maloney

Publicado el mayo 16th, 2019 | por macero

0

Maloney traza el curso futuro de RI

Mark Daniel Maloney conocía la rutina. Un año antes había sido presidente del comité que propuso a Sam Owori como presidente de Rotary International para 2018-2019. En el verano de 2017, Maloney fue uno de los seis candidatos que viajaron a la sede de RI en búsqueda de la misma nominación.

“Me entrevistaron antes del almuerzo, por eso sabía que tenía unas cuantas horas antes de que el comité tomara la decisión”, recuerda Maloney. “Era un lindo día de agosto, y me fui a dar una caminata por los bellos vecindarios de Evanston. Almorcé tarde y luego regresé a mi habitación de hotel para esperar”.

Considerando lo que había sucedido en años pasados, Maloney esperaba tener noticias del comité a finales de la tarde, pero al caer la noche, todavía no había recibido noticias. “Le estaba enviando un mensaje de texto a mi esposa, Gay, ‘todavía no he escuchado nada’, cuando sonó el teléfono. Era Anne Matthews, la presidenta del Comité de Propuestas para solicitarme que regresara al edificio”.

Ese fue un giro inesperado. En años pasados, los candidatos recibían una llamada telefónica para informarles que habían sido elegidos. Al creer que eso sucedería nuevamente, Maloney se quitó su traje y corbata y se puso un pantalón caqui y una camiseta con el logo de Rotary. Ahora, le estaban pidiendo que regresara a la sede de RI.

“Estaba confundido”, explicó él. “No esperaba eso. No quería hacer esperar a nadie, por lo que ni siquiera me puse una chaqueta deportiva. Llame a Gay y le dije ‘Estoy entrando al edificio. Creo que esto es lo que estaba esperando’”.

En la recepción, Andrew McDonald, Asesor general adjunto de RI, dio la bienvenida a Maloney y lo acompañó a la sala de juntas en el décimo octavo piso, donde lo esperaba el Comité de Propuestas. Anne Matthews se puso de pie. “Según recuerdo, ella dijo, ‘Damas y caballeros, les presentó a Mark Maloney, el candidato para presidente en 2019-2020’.  Fue muy emocionante”.

Han transcurrido catorce meses. Era una agradable mañana de octubre y Maloney estaba sentado en la oficina del presidente electo en el décimo octavo piso con vista al Lago Michigan, mientras hablaba con el jefe de redacción de TheRotarian John Rezek y el editor jefe Geoffrey Johnson. Durante los próximos 90 minutos (y por otra hora una semana después), discutieron las aspiraciones de Maloney para su presidencia.

Como abogado — él y su esposa son socios del bufete de abogados que el padre de Gay fundó en Decatur, Alabama — Maloney habla con oraciones bien pensadas y estructuradas y en párrafos largos cuidadosamente estructurados mientras explica cuáles son sus expectativas para el crecimiento futuro de Rotary. (Su voz de barítono cumple una doble función cuando comienza a cantar, un ensordecedor coro de “R-O-T-A-R-Y / Así se deletrea Rotary.”)

Como buen abogado, Maloney dirige inmediatamente el interrogatorio en una dirección de su preferencia.

 

THE ROTARIAN:Comencemos por el final. ¿Cómo quiere que sea su legado presidencial?

MALONEY:No comencemos por el final. Permítame darle una respuesta preliminar y luego responderé su pregunta.

Rotary es como las Naciones Unidas de personas. Las Naciones Unidas es una organización internacional de países; Rotary es una organización internacional de personas. Tenemos un enorme impacto en el mundo. El mes pasado, tuve algunas experiencias que tuvieron un impacto en mi hogar. Hace dos semanas, Gay y yo nos unimos a algunos rotarios de nuestros dos clubes —  el mío, el Club Rotario de Decatur, y el de ella, el Club Rotario Decatur Daybreak — en un proyecto de distribución de filtros para agua en St. Thomas, Islas Vírgenes (EE.UU.). Nuestro club colaborador, el Club Rotario de St. Thomas East, organizó una reunión-cena durante la cual un panel de expertos locales abordó problemas que estaba enfrentando la isla con el agua después de los huracanes de 2017. Al final de la reunión, un rotario se levantó y dijo: “Cuando escucho las noticias o leo los periódicos, me siento desanimado. Pero cuando vengo a una reunión como esta, Rotary hace que me dé cuenta que al mundo le espera un gran futuro”. La labor de Rotary cambió completamente la actitud de esa persona sobre el rumbo que está tomando el mundo.

Y esta semana aquí en Evanston, instalamos a 32 personas y parejas en la Sociedad Arch Klumph: rotarios que habían contribuido con sumas considerables para apoyar la erradicación de la polio, la paz y la prevención y resolución de conflictos, la salud materno-infantil y otras causas. Había tantas historias conmovedoras sobre cómo estos rotarios han sido testigos de los logros de Rotary en el mundo actual, tanto que quieren, para usar un coloquialismo, invertir el dinero para cumplir sus promesas. Esa es la Rotary que quiero promover para hacer realidad los proyectos.

Entonces después de haber dado esa explicación, responderé su pregunta. Al final de mi mandato, quiero haber inspirado cambios en nuestra cultura rotaria para que Rotary continúe realizando las actividades que reconfortaron el alma de ese rotario de St. Thomas y que inspiraron a esos rotarios en la ceremonia de la Sociedad Arch Klumph a hacer esas contribuciones significativas a La Fundación Rotaria para que continúe su labor.

TR:¿Cómo garantiza que eso ocurrirá?

MALONEY:Necesitamos que Rotary crezca. Necesitamos más manos que presten servicio y más cerebros que propongan ideas. Necesitamos más alianzas y conexiones. Para lograrlo, tengo cuatro prioridades para mi presidencia y la número 1 es el crecimiento de Rotary.

TR:¿Cómo piensa lograrlo?

MALONEY:Primero, redoblaremos esfuerzos para apoyar a nuestros clubes para que capten nuevos socios e involucren a los socios actuales y que de esta manera decidan permanecer en Rotary para prestar un servicio más innovador. Eso significa que los clubes serán más flexibles que nunca.

Pero otro aspecto es crear nuevos clubes rotarios. Nuestra tradición ha sido fundar nuevos clubes en áreas donde ya existían clubes. Ahora debemos enfocarnos en fundar nuevos clubes en lugares donde Rotary no solo existe sino que también está prosperando. En muchas de esas áreas, brindamos servicio únicamente a cierto segmento de la población. Necesitamos nuevos clubes con experiencias alternativas para que los socios se reúnan de maneras no tradicionales. Eso nos ayudaría a captar un grupo demográfico diferente — ya sea por edad, género, origen étnico — y así satisfacer todas las necesidades de la comunidad.

TR:¿Cuáles son otras prioridades?

MALONEY:La segunda y tercera prioridad apoyan a la primera. En cada nivel de nuestra organización, debemos diseñar reuniones de club, proyectos de servicio y eventos sociales que apoyen a la familia. Debemos brindar oportunidades que complementen la vida familiar de los jóvenes en vez de competir con sus actividades familiares.

Y mi tercera prioridad es cambiar nuestra cultura, nuestras actitudes y la manera en que realizamos nuestras actividades para que sea posible y evidente que podemos involucrarnos activamente en Rotary e incluso ocupar cargos de liderazgo y a la vez seguir activamente involucrado en nuestros negocios o profesiones. Si queremos que Rotary atraiga a los jóvenes, los líderes rotarios deben ser accesibles a ellos.

TR:¿Cuál es su cuarta prioridad?

MALONEY:En junio de 2020, las Naciones Unidas celebrarán el 75 aniversario de la firma de la Carta de las Naciones Unidas. Rotary ha estado involucrado con la ONU desde antes de sus inicios. Por lo tanto, quiero enfocarme en la relación entre Rotary y las Naciones Unidas. El Día de Rotary en las Naciones Unidas se volverá a celebrar en la sede de la ONU en Nueva York tras haberse celebrado en Ginebra y Nairobi. Esperamos también realizar tres conferencias presidenciales que se enfoquen en la relación de Rotary con las agencias de la ONU en diferentes lugares del mundo y una celebración final de la relación de la ONU y Rotary antes de la apertura  de la Convención de RI en Honolulú, Hawái.

Por eso en términos de legado — para concluir con ese tema — para aquellos de nosotros que estamos trabajando unidos en 2019-2020, nuestro éxito no se medirá el 30 de junio de 2020, sino el 30 de junio de 2025 o 2030, cuando los demás puedan determinar si las actividades que iniciamos tuvieron un impacto con el paso de los años.

TR:¿Cuándo se elegirá a una presidenta de Rotary?

MALONEY:Creo que será en los próximos cinco años. La estructura de Rotary es tal que para ser gobernador de distrito, se debe haber ocupado primero el cargo de presidente de club. Para ser director internacional, hay que ser primero gobernador de distrito. Y para ser presidente de RI, hay que ser primero director internacional. Las mujeres han ascendido de rango y hemos tenido muchas exdirectoras que están acumulando experiencia en otros cargos también; por esto es aún más probable que cada año se proponga a una mujer para el cargo de presidente.

Ciertamente estoy consciente de que debemos promover la diversidad de género en Rotary. He elegido a una mujer para que presida mi comité de la Convención y he propuesto a otra mujer para que integre el Consejo de Fiduciarios de La Fundación Rotaria. El próximo año, dos mujeres serán miembros de la Directiva, y al siguiente año tendremos cinco mujeres.

TR:Explique cómo tuvo la idea para su lema presidencial — ¿y fue más difícil que elegir su corbata presidencial?

MALONEY:Oh, no, fue más fácil que elegir la corbata.

TR:Entonces, háblenos de su lema: Rotary conecta el mundo.

MALONEY:Rotary está dedicada a establecer conexiones. Al afiliarse a un club, los socios se conectan con líderes empresariales de la comunidad. Rotary conecta a los socios y a los clubes y distritos para así brindar servicio en todo el mundo. Toda la base de La Fundación Rotaria es conectar a los clubes rotarios en una parte del mundo con clubes rotarios en otra parte del mundo; por lo general clubes de un país desarrollado con clubes de un país en desarrollo para llevar a cabo un proyecto de servicio humanitario.

Rotary conecta el mundo sobre una base menos formal a nivel internacional. Las convenciones y otras reuniones internacionales de Rotary son eventos maravillosos porque año tras año los asistentes pueden ver gente que no ven en ningún otro momento del año, y establecen contactos a través de relaciones de amistad. Ha visto el material promocional: “Rotary, la red social original”. Es cierto.

TR:En cuanto a los esfuerzos de Rotary en pro de la paz: ¿Son una aspiración razonable o una iniciativa inútil?

MALONEY:Es una aspiración razonable. Mi suegro, Gilmer Blackburn, nos dijo a Gay y a mí hace como 15 o 20 años que si alguna vez se logra la paz en el mundo, está convencido que será a través de Rotary. Tenemos la oportunidad de tener un impacto hacia un mundo más pacífico. ¿Tenemos la oportunidad de crear la Paz romana que reinaba en la época de Cristo? No, pero tenemos la capacidad de contribuir a la paz y de formar líderes a través del programa de becas de Rotary pro Paz que podrían conducir a cierta versión de la Paz romana.

TR:¿Por qué se afilió a Rotary a la edad de 25?

MALONEY:Me afilié a Rotary porque era algo popular. Acababa de graduarme de abogado y de llegar a Decatur, y parecía como si todos los profesionales jóvenes lo hacían: afiliarse a un club cívico.

TR:¿Pero por qué Rotary?

MALONEY:Me afilié a Rotary porque mi suegro era socio de Kiwanis. En términos de establecimiento de contactos, el bufete de abogados ya tenía un representante en Kiwanis, por lo que debíamos tener un representante en un club rotario y resultó ser una excelente decisión.

TR:¿Por qué? ¿Qué lo mantuvo en Rotary todos estos años?

MALONEY:Primero, por los contactos: las amistades en el club local, las amistades en el distrito y las amistades a nivel internacional.

Segundo, porque me involucré en Rotary desde el principio. Gay y yo siempre hemos sido organizadores. Yo pertenecía a 4-H, y fui presidente de la federación 4-H del país en mi adolescencia. Fui funcionario estatal para el Club Nacional Beta. Fui presidente de la Organización de Jóvenes Católicos de la diócesis de la Iglesia Católica de Belleville, Illinois, y en Harvard fui mánager de fútbol. No solo realizaba actividades, sino que las organizaba y pude ascender por las jerarquías de esas organizaciones.

Por eso me involucré inmediatamente en mi club rotario. Me afilié en diciembre de 1980. Casi un año después, me asignaron al comité de programas y un año más tarde, asumí la presidencia de dicho comité. Tal vez tres años más tarde, integré la directiva. No logro determinar el momento preciso cuando eso sucedió. De todas maneras, no puedo imaginar mi vida sin Rotary.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Subir ↑