Mayo - Junio 2019 Amengual

Publicado el julio 22nd, 2019 | por macero

0

Endogamia

EGD Fernando Amengual del Campo, RC San Bernardo

Los rotarios hemos aprendido que, para cumplir el Ideal de Servicio, debemos conocer la realidad de nuestra comunidad, como también, lo que ocurre tanto a nivel nacional como internacional, con la finalidad de planificar nuestras posibilidades de servicio, tanto, personales como de nuestro club, ya que nos encontramos insertos en dichas realidades.

Días atrás leyendo un artículo titulado: “¿Crisis del Estado? Los peligros de la endogamia”, sobre la actual situación del funcionamiento de importantes instituciones nacionales, afectadas por la corrupción, me llamó la atención y la curiosidad el concepto ENDOGAMIA, por lo que, me decidí a estudiarlo y compartir con ustedes algunas ideas al respecto.

En la enciclopedia libre de Wikipedia, indica que la causa de todo sistema endogámico es defender la homogeneidad de un grupo, de manera de éste se mantenga siempre igual a sí mismo y diferenciable de todos los demás. La unidad del clan es la razón suprema.

La endogamia es una práctica según la cual un grupo de individuos rechaza o niega la incorporación de individuos ajenos al propio grupo. La palabra, como tal, se compone del prefijo endo-, que significa “dentro”, y -gamia, que significa “unión”.

La endogamia es un comportamiento o actitud social en la cual se impide a miembros de otros grupos asociarse o unirse, bien para el matrimonio, bien para la reproducción, o bien para dirigir una organización, con miembros de un grupo determinado.

En este sentido, los grupos endogámicos acostumbran a limitar las uniones o matrimonios de los de su grupo tomando en cuenta factores como: tener una ascendencia o linaje común, pertenecer a una misma clase social, tener la misma religión, ser parte del mismo grupo étnico, o ser natural de la misma zona geográfica. En la antigüedad, la endogamia era común por diversos motivos: para mantener el poder dentro de la misma familia (aristócratas, grupos hegemónicos), para establecer alianzas con otros grupos de la misma clase (aristócratas, burgueses), o para mantener la pureza de una supuesta raza.

Desde un punto de vista social, en el artículo que da origen a este trabajo, se define endogamia como: “La endogamia – es decir, las relaciones cerradas entre personas del mismo grupo que comparten entre sí una misma identidad básica – impide el control eficiente en la medida que somete a las personas, lo quieran o no, a un juego permanente de tomas y daca (da, o dame acá, te doy y tú me das)) en sus interacciones. Si a una institución se la concibe en los hechos como una pirámide para llegar a cuya cúspide hay que ascender desde la base (cuidando no enemistarse con el escalafón que está más arriba), entonces el virus de la endogamia está instalado”

“A partir de allí, cada miembro de la institución será socializado en un jugo de sometimiento más o menos rutinario, a cambio de que, si es dócil, podrá luego someter a otros. Entonces el control se debilita y las reglas y los procedimientos se ritualizan, se transforman en simples cáscaras que se disfrazan envuelven los verdaderos códigos de conducta. El desempeño es sustituido por el vínculo; el conocimiento, por las redes; las reglas, por los ritos; el procedimiento, por el trámite; el cargo, por una dignidad inexistente”

“El poder sin control sobre muchas esferas de las instituciones, les permiten introducir ese escándalo social y profesional, llamado amiguismo y, en el límite, promueven una cultura donde el talento no es reconocido, solamente al estar cerca a mi influencia directa o indirecta”.

Una de las propuestas para evitar o eliminar la endogamia, es establecer en las instituciones un liderazgo intelectualmente inspirador, con valores éticos y un sistema contralor que garantice a todos sus miembros los principios que los rigen.

Lo anterior, constituyen solamente breves ideas sobre el significado de la endogamia, que permiten poner el tema “sobre la mesa”, para analizarlo más profundamente con respecto a Rotary y preguntarnos seriamente, ¿existen o no manifestaciones de endogamia en el quehacer rotario? El buen diseño legal, muchas veces no funciona porque las instituciones están formadas por individuos, que en definitiva son los que deben actuar de acuerdo a dicha legislación, pero que no cumplen con ella, primando sus intereses personales sobre el interés común.

Al finalizar, deseamos recordar lo que se estable en uno de los Principios Rectores de Rotary: “Fundamentalmente, Rotary es una filosofía de vida que reconcilia el constante conflicto entre el deseo de beneficiarse uno mismo y el deber y consecuente impulso de servir a los demás. Ésta es la filosofía de servicio, “Dar de Sí antes de Pensar en Sí”, basada en el principio ético-práctico que estable que “Se beneficia más quien mejor sirve”.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Subir ↑