Actualidad rotary_logo

Publicado el noviembre 9th, 2019 | por macero

0

ENTRE AMIGOS – Club Rotario de Wiarton, Ontario (Canadá)

  • Constituido en: 1938
  • Número de socios fundadores: 18
  • Número de socios actuales: 33

 

Lazos de amistad:

En Wiarton, antesala de la bucólica península de Bruce, entre la bahía Georgiana y el lago Hurón, en Ontario (Canadá), un dedicado club rotario hace frente a su enorme responsabilidad. Con poco más de treinta socios, el Club Rotario de Wiarton ha instalado equipo para un parque de juegos infantiles, bancos y una pasarela de madera, a la par que brindaba su apoyo a un sólido programa de Intercambio de Jóvenes, las actividades para erradicar la polio y proyectos en África y México. Asimismo, el club organiza varios eventos anuales de importancia. ¿Cómo lo hace? Recurriendo a la fuerza que deriva de los lazos de amistad.

 

Innovaciones en el club:

Para involucrar a más gente en las reuniones y los eventos del club, los socios idearon una solución creativa. La Wiarton’s Friends initiative (Iniciativa Amigos de Wiarton), inaugurada en 2016, está dirigida a las personas que comparten los valores de Rotary aunque no pueden comprometerse a todas las obligaciones que conlleva la afiliación. A estas personas se les permite asistir a un máximo de 10 reuniones del club por año, además de colaborar en eventos de captación de fondos y otros proyectos. La meta del programa, que cuenta con nueve participantes, es brindarles un camino que los conduzca a la afiliación completa.

 

Durante un evento para presentes electos celebrado en el marco de la Convención de Rotary International 2018 en Toronto, Mike McMillan, entonces presidente entrante del club de Wiarton, hizo uso de la palabra para tratar el tema de cómo ampliar la base social de Rotary. “Estamos ubicados en una región donde la mayor parte de la gente trabaja en industrias de clase trabajadora: turismo, comercio minorista y un parque nacional”, McMillan recuerda haber dicho: “Entonces pregunté: ‘¿Cómo atraemos a personas que no desempeñan actividades profesionales o profesionales de otro tipo?’ ” Otros presidentes electos de todas partes del mundo le respondieron que se enfrentaban a una situación similar. McMillan ya había hallado una posible solución.

Hacía dos años que el club de Wiarton había emprendido el citado programa Friends (afiliación en calidad de Amigos), para involucrar a los residentes de la humanidad con escasa disponibilidad de tiempo y dinero. “Mucha gente, especialmente jóvenes, no pueden comprometerse a ser socios a tiempo completo”, afirma McMillan. “Especialmente en un área como la nuestra, pagar USD 80 al mes por comidas es algo que excede del presupuesto de una familia con hijos pequeños. Es importante brindar otras opciones para que la gente participe. Nuestra comunidad es pequeña y no abunda la gente acaudalada”.

Los socios del club ayudaron a organizar cada verano una feria vecinal de cuatro días de duración y Trivia Night, concurso de acertijos sobre temas canadienses para recaudar fondos, en el que toman parte más de 150 personas. Organizan, también, Maple Magic —en Regal Point Elk Farm, propiedad del socio del club Eric Robinson y su esposa, Dale— que atrae a miles de visitantes. Como indica McMillan, para estos eventos se requiere “mantener los pies en la tierra”.

 

Uno de los voluntarios, Jimi Avon, músico jubilado que pasa el invierno en México, redobla su energía en base al impulso de los rotarios. “Estoy preparado para asistir a todos esos eventos. Para mí es algo positivo”. A referirse a su status como Amigo del club, indica: “Dada mi situación, estoy contento con mi participación y no tengo que asumir mayores responsabilidades”. Entre otros Amigos se cuentan también el gerente de un hospicio, una señora que gestiona una empresa de jardinería con su esposo rotario, y cuatro personas jubiladas.

 

Para uno de los Amigos, el programa fue la antesala de su regreso a Rotary. En 1996, Richard Bouillon se había dado de baja debido a sus compromisos empresariales y familiares, y se acercó nuevamente al club como Amigo. “No sé si se me debe considerar ‘nuevo socio antiguo’ o ‘antiguo nuevo socio’. Me mantuve en la categoría de Amigo hasta que volví a afiliarme como socio activo en 2018”, señala Bouillon. Ahora está plenamente comprometido, habiendo trabajado en la Feria Vecinal y viajado a Honduras para participar en la construcción de una escuela en el marco de un proyecto patrocinado por Rotary. En resumidas cuentas, como indica el propio Bouillon: “el programa Amigos fue uno de los factores que hizo posible mi regreso”.
—Brad Webber



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Subir ↑