Mayo - Junio 2013 BrunoCasanova3

Publicado el junio 29th, 2013 | por macero

0

RINCÓN DE BRUNO – MAYO 2013

Cuando uno ingresa a una institución como Rotary, más que centenaria y que ha perdurado en el tiempo gracias a sus valores y principios y a su sólida organización, se compromete a cumplir y defender esos sentimientos y normas.  Es natural hacerlo en cualquier otro club, compañía o agrupación humana, pero Rotary es distinto.  Acá descubrimos que mirábamos el mundo a nuestro alrededor y no veíamos su realidad, sus personajes, sus necesidades e inquietudes.  Rotary abre mentes y corazones. En los clubes nos acerca a gente diferente a nosotros en el tiempo y en formación.  A través de ellos llegamos a reconocer que nuestra verdad puede estar equivocada, que otros similares a nosotros, tan bien intencionados como podemos creernos, tienen una visión desde ángulos diferentes, aceptable y comprensible.  Si compartimos esas visiones, si nos preocupamos por los demás, si hacemos del Servicio la función primordial de nuestras vidas, estaríamos comprendiendo lo que Rotary persigue, unirnos para lograr la paz y la comprensión entre los seres humanos.  Ahí es cuando podemos llegar a ser verdaderos rotarios y lograr que Rotary siga marcando su huella en el mundo.

Rotary hay que sentirlo y vivirlo.  Para ello, hay también que respetar sus normas, reglamentos y estatutos.  Han demostrado su vigencia y sabiduría por más de un siglo y han permitido el mantenimiento y crecimiento de nuestra institución hasta cubrir todo el planeta.  Como he escrito antes, en Rotary todo está previsto. Se nos indica cuándo y cómo elegir a nuestros dirigentes, prepararlos para delinear sus programas de trabajo para el período que sigue y llegar organizadamente a  asumir sus cargos sin perder ni un minuto, llenos de energía y afán de servicio.  En pocos días más nuestro Club será anfitrión de la Asamblea de Dirigentes, evento en que los futuros directivos de cada club recibirán una capacitación y podrán consultar sus dudas e inquietudes, aclarar conceptos y alternar con otros rotarios que se están preparando para ejercer funciones similares.  Como anfitriones, estamos encargados de la logística, para que funcione bien el programa propuesto por el Gobernador Electo.  Como Club, debemos preparar el mejor equipo de dirigentes para cada Comité y cargo administrativo, que lleven sus programas bien elaborados bajo las pautas que dicta el Presidente Electo.  Esto es fundamental y debe exigirse, sin complejos ni falsa tolerancia.

Estamos construyendo el segundo siglo de vida de Rotary. De nuestra dedicación y esfuerzo dependerá que sea tan eficiente y digno como el anterior. Si los rotarios cumplimos, los clubes trascienden e iluminan el camino del servicio en sus comunidades.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Subir ↑