Enero - Febrero 2018 rotary_logo

Publicado el marzo 15th, 2018 | por macero

0

Retazos literarios

Retazos literarios de la celebración de los 50 años del EGD Bruno Casanova

LA VIDA
Egresé de la Escuela de Química de la UC. en 1962. Antes de terminar comencé a trabajar en Vulco S.A. Productos de Goma, la empresa donde mi padre era uno de los socios principales. Al poco tiempo, en 1964, falleció el otro socio principal de Vulco, don Carlos Lathrop Zavala, que era quien dirigía la producción y la parte técnica de la empresa. Fue él quien me enseñó la muy especial tecnología del caucho, la formulación de mezclas y la producción de artículos de goma. En ese mismo año comencé a pololear con Magdalena Vidal Forteza, mucho menor que yo, destacada deportista juvenil, seleccionada en vóleibol y atletismo. Me hice cargo de la Gerencia Técnica de Vulco y en Marzo de 1966 nos casamos y nos fuimos a vivir a San Bernardo a una casona de adobes que estaba en los terrenos de la fábrica. Nuestros 3 hijos nacieron pronto, en 1967,1968 y 1970.

Fuimos invitados a ingresar al Rotary Club de San Bernardo en Octubre de 1967. En ese momento el Club atravesaba un período difícil.
El Presidente que asumía debió renunciar por traslado de su trabajo. Lo reemplazó el Vicepresidente, que a los pocos meses tuvo problemas personales, los que le impidieron hacer bien su labor. El Club sufrió un bajón importante y le pidió a Mario Arroyo, que hacía poco había ejercido como Gobernador del Distrito, que asumiera la Presidencia del año siguiente. Mario, aplicando simplemente las recomendaciones que Rotary entrega, puso prontamente al club en su nivel, echó a andar las Avenidas de Servicio, se generaron proyectos y se elaboró un programa de trabajo. Cuando el Gobernador de la época llamó a su Conferencia Distrital, Mario nos pidió a todos los socios más nuevos que asistiéramos. El Representante del Presidente de R.I. fue el Dr. Carlos Canseco González, un mejicano sencillo, ameno, de palabra fácil y de conceptos profundos. Nos acercamos a conversar con él y a mí me cambio la vida. Me mostró Rotary en todas sus facetas y conceptos; en todas las mil formas de servir; en cómo llevar Rotary a nuestras vidas y a nuestro lugar de trabajo; en la felicidad de compartirlo; en el fomento de la comprensión entre los seres humanos y el logro de la paz entre los países. Todas estas ideas él las hacía ver como necesarias, factibles y comprometedoras. Volví a mi club lleno de esa energía rotaria que Carlos Canseco, que después fue Presidente de R.I. y de la Fundación Rotaria, desde donde lanzó la Campaña Polio Plus, me había trasmitido. Leí, escribí, participé y me integré plenamente a mi papel de rotario. Al año siguiente fui Vicepresidente del Club y luego Presidente. Dos años después postulé a Gobernador y perdí y finalmente fui electo para el período 1979-1980. En 1971 habíamos lanzado la idea de tener una Casa Rotaria para San Bernardo, la que concretamos en Julio de 1979 asumiendo allá la Gobernación en una memorable fiesta de inauguración.

De la Gobernación quiero destacar solo 4 hitos :

1.- Nos correspondió celebrar los 75 años de R.I. sus Bodas de Diamantes, bajo la Presidencia de James Bomar y con su lema “ Alumbremos el camino con Servicio” Nos reunimos los 4 Distritos que Chile tenía en esa época en Santiago y se efectuaron varios actos lucidos, uno en el Teatro Municipal, otro en la Municipalidad de Santiago y un gran almuerzo en el Estadio Palestino. Se premió a los rotarios más antiguos y destacados de cada Distrito.
2.- Encabezamos la delegación chilena al Encuentro de Buena Voluntad entre Chile y Argentina, al que llamó el Presidente Bomar para apaciguar las tensiones entre nuestros países, a punto de una guerra. Los chilenos fuimos como 160 y los argentinos más de 300. Los temas fueron destacar que las razones que nos unían eran más que las nos separaban. Nuestros Club de San Bernardo logró llevar a su patriarca fundador, el Doctor Luis Sepúlveda Salvatierra, ya octogenario y toda una leyenda en el rotarismo latinoamericano. Con sus cartas manuscritas llegaba a los clubes de Perú, Bolivia, Argentina y Uruguay y también a Venezuela y Paraguay. Cuando anunciaron al Doctor toda la concurrencia se puso de pié y el propio Presidente de R.I. bajó de su estrado a saludarlo.
Al término del exitoso Encuentro invitamos al Presidente Bomar a Chile y participó en las sesiones del R.C. de Santiago y de San Bernardo, en esta misma Casa Rotaria.
3.- La Conferencia del Distrito fue la de la Familia Rotaria, con gran participación de los Intercats y Rotaracts, de los Comités en Damas Rotarias y de los rotarios. El viernes fue dedicado a la juventud y trajimos a un EGD uruguayo, Rodolfo Fenochio, de gran llegada con ellos a hablarles y motivarlos. La convocatoria de 180 jóvenes y sobre 600 socios y señoras y se celebró en el ex Estadio de los Empleados Particulares, en el límite con Lo Espejo. El Presidente de la Conferencia fue nuestro socio Fernando Amengual, que así debutó brillantemente en estas lides rotarias y que años después sería elegido nuestro tercer Gobernador Distrital.
4.- Cabe destacar que terminamos el período con 43 clubes y 1406 rotarios, cifras que ahorran comentarios, ante la triste realidad de hoy.

El Rincón de Bruno – la veta literaria

Después de varios años dirigiendo el Boletín del Rotary Club de San Bernardo y luego su sucesora, Hoja Noticias y escribiendo sus editoriales, dejé esa función, pero no pude dejar de escribir. Nació ahí El Rincón de Bruno, el que apareció durante 15 años, semana a semana, desde Julio del 2000 hasta el 30 de Junio de 2015 y se publicaba en Hoja Noticias. En esos Rincones, artículos de 1 página sobre cualquier tema, la mayoría mostraba la relación de Rotary con la vida diaria. En ellos traté de trasmitir mi visión sobre las responsabilidades y posibilidades de acción de los clubes y de sus socios, con mi experiencia de 50 años como rotario y los 38 desde que asumí la Gobernación del Distrito, lo que me hace el más antiguo de los Gobernadores del 4340. Los escribía los martes en la noche, los revisaba en la mañana del miércoles y partían a imprimirse para aparecer cada jueves. Escribí sobre la inmensa fuerza potencial de los clubes gracias a la diversidad de sus integrantes; de su responsabilidad ante las comunidades; del compañerismo entre los socios, que nos acerca, nos une y logra un efecto sinergístico espectacular; la necesidad de atraer con más acciones a más hombres y mujeres de buena voluntad para poder servir mejor al mundo que nos rodea y, muy especialmente, sobre el rol que deben desempeñar los dirigentes de los clubes y los Gobernadores Distritales, orientadores y conductores del rotarismo, todo dicho con la cantidad de palabras justas y mi franqueza habitual.
A pesar que mi Rincón solo se publicaba semanalmente en el boletín de mi Club de San Bernardo, poco a poco se dio a conocer. Su máxima difusión la logró cuando El Rotario de Chile comenzó a publicar en sus ediciones uno de ellos en su última hoja, frente el Mensaje del Presidente de Rotary International. Ahí se hizo conocido nacional e Internacionalmente. Siempre estaré agradecido de la gentileza del Director de nuestra excelente revista rotaria, el EGD Francisco Socías, del Distrito 4355.
Me propuse mantener escribiendo el Rincón por 15 años, lo que logré y edité dos libros, cada uno con siete años y medio de Rincones. Agradezco el honor de que aceptaron prologarlos el ex Presidente de R.I. y de la Fundación Rotaria, Luis Vicente Giay ; del inolvidable EGD 88-89 de nuestro Distrito, Eric Krumm, ambos en el primer libro y Jorge Schwencke, EGD 93-94 del Distrito 4350 y a José Miguel Oportus, Gobernador 2001-02 de nuestro Distrito y hasta hace poco Coordinador Regional de la Fundación Rotaria.
Cuando se cumplieron los 15 años de Rincones cumplí mi promesa y dejé de publicarlos, pese a los generosos comentarios de muchos amigos que me pedían continuar.

CONCEPTO FINALES
Llevando el mensaje rotario a nuestro lugar de trabajo y a los gremios a los que pertenecemos y viviéndolo intensamente, predicando, contagiando, siendo ejemplo, efectivamente podemos marcar la diferencia, mejorar las posibilidades de muchos y la calidad de vida de otros. Entregando de nuestro tiempo y capacidad para ayudar a gestionar los programas de educación, capacitación, vivienda y salud. Ayudando a los discapacitados a tener acceso al trabajo y a conocer sus derechos y opciones, organizándolos y motivándolos para que sean actores de su propio destino. Creando esquemas de capacitación que permitan a las personas mejorar sus conocimientos y sus remuneraciones. Estableciendo sistemas para la práctica del deporte y la recreación. Obteniendo la construcción de estadios y gimnasios, de consultorios y escuelas , trabajando con las Juntas de Vecinos o los Centros de Padres. Las posibilidades de servir están siempre ante nosotros y solo debemos aportar iniciativa, decisión y fuerza de voluntad.
Desde las empresas y desde los clubes rotarios tenemos muchas opciones, como las que he vivido y he descrito. La buena relación con los trabajadores nos permite conocer sus problemas e inquietudes. Hay veces que basta un consejo. Otras, encontrar y mostrar los caminos hacia la solución. Dar trabajo, retribuirlo con una remuneración justa, establecer beneficios, orientar, estimular, estar donde uno es necesario, asumir responsabilidades, crear y gestionar eficientemente sistemas que beneficien a otros, mejorar las relaciones humanas a nuestro alrededor y estimular a otros a compartir nuestros valores y objetivos de servicio, son formas de orientar vidas abriendo oportunidades.
Vivir Rotary es un afán de todos los días. Llevarlo a la práctica transforma las buenas intenciones en realidades que ayudan y fortalecen. Los rotarios somos seleccionados por ser líderes en nuestras comunidades, no por ser meros espectadores o comentaristas. Asumamos nuestro compromiso, marquemos la diferencia y cambiemos vidas, gracias a nuestro liderazgo, a la diversidad que potencia a los clubes, a nuestra entrega generosa y permanente afán de Servir.
Yo creo en Rotary. Es lo que he aprendido a lo largo de mi vida.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Subir ↑