Marzo - Abril 2018 rotary_logo

Publicado el mayo 17th, 2018 | por macero

0

LA REVOLUCION 4.0

INTRODUCION
Resulta sorprendente constatar cómo se ha producido el progreso humano o civilización a través de una línea de tiempo que se inicia en los albores de la especie y que se ha ido incrementando paulatinamente a través de un proceso ininterrumpido hasta el día de hoy. Investigaciones científicas realizadas por distinguidos especialistas en estos últimos cien años, ayudados por técnicas, metodologías e instrumentos de última generación han ido despejando el desarrollo histórico de cada uno de estos pasos evolutivos.

Recién se ha dado a conocer por el Instituto de Antropología Evolutiva Max Planck de Alemania y la Academia de Ciencias de California que el proceso de hominización se extiende en el pasado unos 800.000 años antes de lo que se creía. Corresponde aproximadamente a unos 3.4 millones, es decir, al período de los Australopithecus afarencis, es decir, al tiempo en que vivió la emblemática mujer conocida como “Lucy” (localizada en 1977 en Etiopía). Los antropólogos han encontrados evidencias en excavaciones realizadas en Dikika, en ese mismo país. Son fósiles de animales que demuestran que fueron faenados o sometidos al impacto de instrumentos fabricados por homínidos, para obtener carne y médula ósea que les servía de alimentación.

Podemos conjeturar que la fabricación de estas primitivas herramientas fueron los primeros pasos que dio el hombre en el proceso tecnológico. No fue un hecho casual: detrás de él hay que considerar varios elementos asociados. Primero, la sociabilidad humana. El hombre fue desde un principio un ser gregario; vivía en familia la cual se fue agrandando hasta transformarse en un clan. Su naturaleza bípeda y el crecimiento de su cerebro incrementaron la necesidad de crear o inventar el lenguaje, tal vez la mayor creación que ha ocurrido entre los homínidos. El lenguaje favoreció la capacidad de organización, para cazar, defenderse, entenderse como grupo, etc. Su cerebro pudo crear un sitio especial dedicado a la memoria con lo cual las experiencias vividas y observadas pudieran ser conservadas para aplicarlas en situaciones futuras semejantes. Desde un punto de vista gnoseológico, la observación y la memoria hicieron posible la aparición de los primeros instrumentos y herramientas utilizados por el ser humano. La piedra era un elemento más duro que los dedos, los vegetales y los huesos para ser utilizada como instrumentos. Y además existía en cantidades en todas partes.

Otro de los hitos importantes ocurrió cuando el hombre erectus capturó, conservó y reprodujo el fuego. Este hecho, que ninguna otra especie viva había conseguid, dio al hombre una supremacía extraordinaria dentro de la naturaleza, máxime cuando pudo encender una llama a voluntad. Le sirvió para muchas cosas: para calentarse en épocas de frío, asar alimentos, protegerse de las fieras hostiles que le rodeaban, alumbrarse en las noches oscuras y en las cavernas donde se instalaban para morar. Hizo posible enseguida la metalurgia mediante la cual obtuvo armas e instrumentos más sólidos y poderosos que la piedra (arado, rastrillo, pala, picota, martillo, mazo, etc.). Hubo un cambio radical en sus costumbres. A través del fuego la cueva se transformó literalmente en el “hogar” del grupo. Alrededor del fuego se constituyó el centro de la vida social, espacio donde se conversaba acerca de los acontecimientos ocurridos en el día, la caza y la pesca efectuada, se relataban historias, se organizaban los eventos futuros para obtener alimentos y se reforzaban los lazos familiares. De acuerdo a las investigaciones realizadas sobre este tema, el fuego produjo en el hombre un significativo cambio psicológico y social. También se produjo un cambio sustantivo en la dieta humana. De acuerdo con los datos entregados por la Universidad Hebrea de Jerusalén, los más antiguos datos recogidos sobre este evento habrían tenido lugar alrededor de 790.000 años, en el norte de lo que es hoy Israel. Hay indicios que se produjo además en muchos otros lugares del planeta, como la Cueva de Zoukondian en China, en Europa, etc.

Otro paso significativo en la evolución cultural del hombre aconteció cuando se produjo la domesticación de algunas especies de animales. Aconteció en el Neolítico. Según los resultados arqueológicos, el primer animal domesticado fue el perro, descendiente del lobo (15.000 años A.C.), de acuerdo con los yacimientos alemanes de Oberkassel y los españoles de Erralla. También se produjo la domesticación de la oveja y la cabra a finales del IX milenio A.C. en las montañas que rodean Irak. Estos dos animales le dieron al hombre lana para vestirse y leche (proteínas) para alimentarse. También en el Neolítico se domestica en Europa, Asia y norte de Africa, la vaca y el cerdo.El gato se auto domesticó cuando se acercó al hombre hace 5.300 años A.C. según estudios realizados en China ( Wuanhucom). Ellos se encargaban de los roedores que merodeaban los almacenes de alimentos y los hombres los protegían. En el Antiguo Egipto aparecen 4.000 A.C.

La agricultura se inicia en el Neolítico cuando la economía de las sociedades humanas evoluciona desde la recolección, la caza y la pesca hacia el cultivo intencionado de alimentos y la reproducción de animales domésticos. Las primeras plantas cultivadas fueron el trigo y la cebada. Este paso se realizó en varias culturas: en el Oriente próximo, la Mesopotamia, el Antiguo Egipto, Asia, China, América Central, etc. Se produce por el aumento de la población, la maternidad más intensiva, la sedentarización, el aumento de la complejidad social, la aparición de los artesanos, la división del trabajo, el comercio y el patriarcado.

No podemos dejar de mencionar uno de los primeros y más extraordinarios inventos de la humanidad como fue la rueda. Ha sido la invención mecánica más importante de todos los tiempos. Hoy, no podemos pensar en un mundo sin la rueda. Está presente en todas partes de nuestra vida. Su invención tuvo lugar en la Mesopotamia entre el quinto y tercer milenio A. de C. No se sabe quién fue su inventor. Hay cierta certeza que su creación obedeció al trabajo de los alfareros para hacer girar la arcilla en la fabricación de vajillas para contener líquidos, especialmente agua. Las primeras ruedas fueron hechas de piedra y de madera. No fue concebida para el transporte. Entre 3.700 y 3.200 A.C. los mesopotámicos ya utilizaban la rueda en sus carros y carretas con cuatro y dos ruedas. Los egipcios la usaron desde 2.000 A.C. y la mejoraron puesto que la hacían con rayos como carros de combate. Después se usó en Europa, en Grecia y Roma.

Todos estos elementos se van entrelazando con la aparición del homo sapiens con el cual definitivamente se instala en el cerebro la existencia del pensar lógico que hace posible el advenimiento del arte rupestre (Cuevas de Altamira), la arquitectura (Las pirámides de Egipto), la ciencia, la medicina, la religión y la tecnología en sus múltiples manifestaciones.

No olvidemos dos elementos más: la invención del papel y la invención de la pólvora, de gran proyección en la historia humana.

Uno de las inventos más contundentes con que concluye la Edad Media es la invención de la imprenta en Europa, en 1450, realizado por el alemán Johannes Gutenberg. Si bien en China se habían efectuado intentos semejantes fue en el Viejo Continente donde se llevó a efecto una revolución cultural sin precedente con este invento. Puso a disposición de toda la Humanidad la posibilidad de leer y obtener el conocimiento histórico acumulado en los libros.

DESARROLLO
1.LA REVOLUCION 1.0. Se produce en la Gran Bretaña. Se expresa fundamentalmente a través del uso del carbón (Coke) y la máquina a vapor. Permite reemplazar el trabajo del músculo por la máquina e iniciar la producción mecánica. La Revolución Industrial o Primera Revolución Industrial es el proceso de transformación económica, social y tecnológica que se inició en la segunda mitad del siglo XVIII en el Reino Unido, que se extendió unas décadas después a gran parte de Europa occidental y Norteamérica. La primera gran etapa de la Revolución Industrial fue la que se desarrolló entre los años 1760 y 1870. Fue un periodo marcado por los continuos inventos. En el año 1800, Volta inventaría la pila eléctrica. Stephenson inventó la primera locomotora de vapor en el año 1814. En 1825 se inauguró la primera línea de pasajeros.
En 1834 fue Richard Roberts el que ideó el telar y la máquina de hilar. En 1837, Morse inventa el telégrafo y se da el primer gran impulso a las comunicaciones. En 1863 se inaugura el primer sistema de metro del mundo en Londres. En 1868 se lanza el primer ferrocarril transcontinental. Todos estos inventos propician en conjunto una expansión sin precedente del comercio global que se manifiesta en cambios culturales impresionantes; hay un aumento del conocimiento en todas las ramas del saber, especialmente en la ciencia, la técnica y sanitaria. Se producen cambios sociales cuantitativos y cualitativos como producto del éxodo de habitantes rurales a las ciudades en busca de mejores condiciones de vida. Las ciudades crecen y se produce un inédito aumento demográfico por la elevada natalidad y descenso de la mortalidad. Hay avances significativos en la sanidad y medicina (vacunas y hospitales), alimentación (fabricación y venta de conservas) y esperanza de vida.

2.LA REVOLUCION 2.0. Es consecuencia de la invención de la lámpara eléctrica por Thomas Alva Edison en 1879. Nacida en los Estados Unidos, este evento está simbolizado por el trabajo en cadena y porque posibilita la vía hacia una industrialización masiva. Durante este período el capitalismo echó raíces y se estableció como principal modelo económico. Se consolidó además la burguesía y se sentó la futura lucha de clases sociales. Aparecieron las primeras potencias mundiales: Estados Unidos, Japón y Alemania. El punto más trascendental fue el uso de la electricidad como nueva forma de energía, seguida del petróleo (la bencina). Hay una presencia abrumadora de máquinas y una mecanización de los procesos industriales. Es cuando se produce la masificación de la producción en cadena con sus consecuencias: el aumento de la productividad y el consumo masivo. Dos nombres conviene señalar: Winston Taylor y Henry Ford. Es la época más prolífera en el ámbito de los descubrimientos tecnológicos y científicos (teoría de la relatividad de A. Einstein, teoría de las ecuaciones electromagnéticas, de J. C. Maxwell, invento de la dinamita de A. Nobel, el padre de los barbitúricos A. V. Bayer, la creación del cinematógrafo por los hermanos Lumiere, progresos en la electricidad, por Nikola Tesla, la invención del automóvil, el avión, el refrigerador, el alumbrado público y privado, el telégrafo, el teléfono, etc. Concluye esta etapa con uno de los más grandes esfuerzos tecnológicos de la época moderna: la desintegración del átomo (Proyecto Manhattan). La energía atómica se utiliza para producir electricidad, mover poderosos motores y, desgraciadamente, la construcción de la bomba atómica (Hiroshima y Nagasaki).

3.LA REVOLUCION 3.0. Está caracterizada por el nacimiento de la informática y el desarrollo de los semi conductores. Se trata de una manifestación global. Este período abre el camino de la globalización de los cambios y de la automatización a partir de los años 1960. Es un período donde las dos grandes potencias mundiales ( Unión Soviética y Estados Unidos) desarrollan proyectos e investigaciones dentro de la llamada competencia de la “Guerra Fría”. Comienza la conquista del espacio a través del desarrollo de la cohetería; por primera vez el hombre construye ingenios y artefactos fuera de la atmósfera terrestre posibilitando la instalación de satélites artificiales que conectan instantáneamente todos los puntos de la sociedad humana. Nace la “aldea global” (Mac Lujan), la televisión instantánea, se lleva a cabo el proyecto de “energías renovables”, aquellas que se obtienen de fuentes naturales virtualmente inagotables (eólicas, geotérmicas, solar, hidroeléctricas, mareomotriz, biomasa, etc.), el hombre llega a la Luna (1969) y envía ingenios de alta tecnología para investigar y conocer en detalle los planetas del sistema, los cometas, asteroides y lo que está más allá en el espacio infinito. (Alvin Toffer), Construcción del Telescopio Hubble, uno de los instrumentos tecnológicos más importantes instalados alrededor de la Tierra en el año 1990. Nos ha permitido, como nunca, conocer los misterios del universo. El desarrollo de la informática hizo posible la obtención del primer borrador del genoma humano abriendo un capítulo de conocimiento impensado hasta hace poco y que abre infinitas posibilidades de investigación con respecto a la vida en general y la del hombre en particular.

4. LA REVOLUCION 4.0. Aparece a partir del año 2010 y su puesta en escena en el espacio mundial se debe a los cambios económicos y sociales experimentados por el progreso social y cultural de los principales países. Está llamada a efectuar cambios drásticos en nuestros modos de vida tradicionales, especialmente en aquellos relacionados con nuestra calidad de consumo a través de las llamadas “fábricas inteligentes” (pequeñas fábricas o pymes) asociadas a sistemas virtuales automáticas y a realidades físicas en sentido de unidades de producción flexibles. Los europeos llaman “numeralización” a este proceso virtual. Pues bien, su aplicación a la economía, según afirman sus seguidores, no sólo va a cambiar los modos de producción y consumo de nuestras vidas, sino también nuestra relación con la educación, el sistema de empleos y a la vida privada. Según Klaus Schwab, en su obra premiada “The Fourth Industrial Revolution” (disponible en el sitio Amazon.com), nuestra actual humanidad está en este momento en el amanecer de un “tsunami tecnológico”, llamado a cambiar no sólo el mundo de los hechos sino también la sociedad entera. A través de una metáfora, agrega que una ola de fondo llamada “Revolución 4.0” es la causante de esta novedad. Otros especialistas, como Ian Goldin, Profesor de la Universidad de Oxford, señalan, entre otros ejemplos, que basta considerar que las observaciones que el Telescopio Espacial Hubble ha hecho en estos últimos años, especialmente desde que fue restaurado, está en tren de reinventar los grandes descubrimientos o misterios del Cosmos; que la Enciclopedia Wikipedia, mandó al olvido a la Enciclopedia de Diderot y que la Internet convirtió a la imprenta en un instrumento obsoleto.

Se deduce de lo anterior que la Revolución 4.0 constituye un acontecimiento sin precedente en la historia de la Humanidad. Hay dos razones que avalan esta afirmación: primero, la velocidad de su propagación. Y segundo, su amplitud. Consideremos que fueron necesarios 150 años para abastecer de electricidad al 85% de la población, mientras que una decena de años ha sido suficiente para que una compañía como Facebook pueda atender más de un billón de computadores cada día. Otro símbolo de este desbocamiento económico es lo que pasa en China, país que ve nacer cada día más de 10.000 empresas. Klaus Schwab afirma que el futuro no estará radicado en las grandes sociedades o las más poderosas, sino en aquellas que sean capaz de aliar innovación y velocidad. Las consecuencias que se ven venir es que las grandes empresas actuales no tendrán otro camino que reorganizarse desde sus cimientos como lo ha hecho recientemente Google, creando un holding que reagrupa diferentes filiales a cargo de múltiples servicios. Con el desarrollo de lo que se llama hoy día la “Internet de objetos” o “Internet Industrial”, hemos entrado en la era de las “Smart Factory”. Son fábricas muy flexibles a las demandas de los consumidores y a las ofertas que puedan ofrecer. Son capaces de optimizar rápidamente sus modos de producción puesto que pueden usar modelos totalmente nuevos en materia de producción, almacenamiento de materias primas y productos elaborados, de transporte, de entrega a domicilio (correos privados súper rápidos, drones) y de restitución al cliente en caso de anomalías. En este tipo de economía basada en la demanda se podría esperar próximamente el responder a la aspiración de los consumidores de satisfacción en tiempo real. La otra gran singularidad de la Revolución 4.0 es que ella no exceptuará a ningún país, a ningún sector de la economía y tampoco a ningún segmento de la población mundial. Contrariamente a las otras grandes rupturas de la historia industrial, la Revolución 4.0 no se caracteriza, en efecto, por la aparición de una nueva tecnología, como la máquina a vapor, la electricidad o el computador, sino más bien por la transformación del conjunto del sistema de producción. Hoy día no es posible escapar a un proceso que está llamado a transformar radicalmente nuestras costumbres, no solamente en términos del consumo, sino también de aplicación al trabajo, a la formación o educación de la sociedad, a la protección de la vida privada, a la sociabilización y la salud.

Todos conocen ya en el mundo entero, los sujetos de la economía numérica que son Uber ( o transporte privado), Airbnb ( alojamientos privados o familiares), Alibaba (comercio entre empresas). Pues bien, a pesar de constituir un dolor de cabeza en los lugares donde ellos operan (porque rompen el esquema formalmente establecido en cada país o ciudad, como la existencia de empresas de taxis, cadenas de hoteles, comercio establecido, etc.), ellos constituyen sólo la parte visible o emergente del iceberg que se avecina. En Corea del Sur, por ejemplo, existen ya las clínicas 4.0 en las cuales es posible hacer una visita corta para obtener un chequeo de salud instantáneo sobre la pantalla de un computador. A su vez, Watson, un computador creado por IBM, es capaz de sugerir los tratamiento necesarios a los pacientes enfermos de cáncer en comparación a aquellos que el conocimiento médico dispone hasta hoy día. Es posible imaginar, sin duda, en un día no lejano, el control médico de cada persona que estará asegurado por una máquina. Y si quisiéramos extender más este ejemplo, asegura Klaus Schwab, será frecuente tener un robot como consejero financiero, o como un conductor de vehículo donde no intervenga la mano o dirección de un ser humano (ya lo hay en vía de experimentación), habrá también de libre disposición las impresoras 3D que se encargarán de cumplir variadas necesidades como la demanda de las piezas de tejido y órganos humanos.

Esta gigantesca revisión del aparato de producción mundial ofrece un cierto número de perspectivas interesantes. Sobre el plano ambiental, se puede esperar una reducción de una serie de externalidades negativas ligadas a la producción, al almacenamiento y al transporte de las mercancías, las cuales podrían tener una favorable incidencia sobre la emisión de CO2 y la producción de desechos o basuras. También habría que considerar la tendencia que se despertaría por la generación de bienes desmaterializados, en particular, en los dominios de la cultura y de los servicios, tal como lo expresó elocuentemente un especialista de las medias, Tom Goodwin hace poco: “Uber, la más grande compañía de taxis del mundo, no posee ningún vehículo; Facebook, la media más popular del planeta, no crea ningún contenido; Alibaba, el detallista más próspero no tiene inventarios; y Airbnb, el más importante proveedor de camas del mundo, no posee ningún bien inmobiliario”.

Hay otros aspectos positivos: se da una democratización de acceso al saber a través, por ejemplo, de los módulos de enseñanza a distancia, donde cualquier persona, no importa donde viva, tiene acceso a estudiar y obtener un grado académico mediante esta vía. Habría que agregar además, que se da una mayor transparencia en las relaciones entre el Estado y los ciudadanos. Estos últimos pueden saber cómo se gastan sus impuestos y pedir cuentas a sus representantes políticos respecto al servicio público para el cual fueron elegidos.

Agreguemos a lo anterior, el potencial valor que están adquiriendo los “Blackdrain” (bases de datos). Esta clase de recursos, descentralizados e infalsificables, ha permitido el invento y circulación del “Bitcoin” (moneda digital), la más importante moneda electrónica de la hora actual, con una capitalización superior a ocho billones de euros; podría ser utilizada en el futuro para archivar toda suerte de documentos oficiales, como certificados de matrimonio, actas de propiedad, pago de impuestos, posesión de diplomas, etc.

Algunos expertos no son tan optimistas en algunas áreas como el del empleo. Sostienen que la Revolución Industrial 4.0 va significará la pérdida de millones de empleos en los países industrializados. Esto significa que dos tercios de los infantes que hoy entran a la escuela básica van a ejercer una profesión que a la hora actual todavía no existe. Según Klaus Schwab, el futuro se caracterizará por un combate entre el hombre y los robots. Hay ya una seria cuestión que debemos tener presente: la automatización podría reemplazar el trabajo del hombre. Ya existen algunas fábricas en Japón, Estados Unidos, Corea del Sur en que ciertos bienes como automóviles, son hechos exclusivamente (y en forma más perfecta) por máquinas robotizadas.

CONCLUSIONES
La humanidad ha pasado por un serie de etapas evolutivas de civilización, desde las más primitivas hasta las más complejas actuales. Se trata de un progreso que no ha terminado y que ha ido de la mano con el desarrollo social y cerebral de la especie. Cada una de estas etapas produjo avances que se proyectaron en el tiempo y que se enlazaron con nuevos cambios, trastrocando hábitos y modos de vida que han actuado en el ser humano individual, en el grupo social y también en el ambiente físico del planeta. Este desarrollo ha tenido en cada momento aspectos elogiosos, pero ha estado asimismo contagiado con dosis de negatividad que ponen en entredicho todo lo obrado en esta línea de la evolución.

La especie humana, por su esencial naturaleza, no puede poner freno a este desarrollo. Su curiosidad y su deseo interno de encontrar la causa de lo existente lo empuja inexorablemente a seguir escudriñando las respuestas a todo lo desconocido y misterioso que se le presenta por delante. ¿Tendrá un fin este apetito cognitivo? Yo creo que no, puesto que el Cosmos es tan infinito y amplio que da para mucho. Lo mismo acontece con el cerebro humano.

EGD Miguel Da Costa Leiva
Concepción, 23 de febrero de 2018.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Subir ↑