Actualidad Rassin

Publicado el mayo 17th, 2018 | por macero

0

PARA QUE CONSTE EN ACTA: EN BUSCA DE UNA VISIÓN

El presidente electo Barry Rassin habla sobre el pasado de Rotary, el rumbo futuro que espera que Rotary tome bajo su mando y cómo la organización cambió totalmente su vida.

Cuando Barry Rassin llegó a la sede de Rotary en Evanston a las 4 de la mañana para su primer día como presidente electo, su tarjeta de seguridad no funcionó en el elevador. Justo el día antes, en un proceso apresurado, fue propuesto para ocupar el puesto vacante de Sam F. Owori, quien falleció repentinamente en julio. En ese momento Rassin, socio del Club Rotario de East Nassau, (Bahamas), no contaba con las credenciales apropiadas para tener acceso al edificio en cualquier momento. “Tuve que explicar la situación al guardia de seguridad, quien desde luego no tenía la menor idea de quién era yo”, explica él.

Pocas cosas pueden detener a Rassin cuando quiere hacer algo. Después de llegar al piso 18 del One Rotary Center, comenzó a trabajar para reducir cinco días de orientación a un día y medio, planificar la Asamblea Internacional e idear su lema presidencial: Sé la inspiración. “Me gusta escuchar todas las opciones, tomar una decisión y pasar al siguiente tema”, manifiesta él. “Por eso realizamos el proceso con tanta rapidez”.

Antes de convertirse en presidente electo, Rassin era mejor conocido por liderar los esfuerzos de ayuda y recuperación de Rotary tras el terremoto de Haití en 2010, que incluyeron 105 proyectos financiados por los rotarios. “Tenía una hoja de cálculo de 132 páginas y cada detalle de todos los proyectos”, explica él. “Cuando la gente la ve, me dice, ‘¿cómo lo haces?’ Pero, yo lo disfrutaba”.

Las habilidades de liderazgo de Rassin lo ayudaron mucho durante su vida profesional como administrador de hospitales. Es la primera persona procedente de Bahamas en integrar el American College of Healthcare Executives y recientemente se jubiló después de prestar 37 años de servicio en calidad de presidente del Doctors Hospital Health System, donde funge ahora como asesor.

Rotario desde 1980, Rassin se hizo acreedor al premio Dar de Sí, antes de Pensar en Sí, el más alto honor que otorga Rotary. Barry y su esposa Esther son Donantes Mayores y Benefactores de La Fundación Rotaria.

El jefe de redacción John Rezek y la redactora sénior Diana Schoberg conversaron con Rassin en su oficina de Evanston en octubre, poco después de una sesión fotográfica en una cafetería local, donde también estaba teniendo lugar una fiesta de cumpleaños, pero a los invitados pareció no importarles. (“Parece un artista de cine”, susurró uno de los invitados). Luego, Rassin hizo bromas sobre la sesión fotográfica: “Fue como ir al dentista”.

THE ROTARIAN:Rotary no es una organización de ayuda en caso de desastres. Como una persona que ha presenciado directamente algunos de los peores desastres de los últimos tiempos, ¿crees que deberíamos hacer algunos cambios?

RASSIN:Sí, Rotary International no es una organización de ayuda en caso de desastres, pero me gustaría que fuera un mejor comunicador y catalizador entre las áreas de desastre y los donantes potenciales. Cuando los rotarios se enteran sobre un desastre, siempre quieren ayudar. Debemos encontrar una mejor manera de comunicarles cómo pueden ayudar de la manera más apropiada. Es de mal gusto enviar ropa que ya no usamos porque eso realmente no satisface las necesidades de las víctimas. Debemos escucharlos directamente ya que sus necesidades pueden cambiar día a día, por eso la comunicación es verdaderamente importante. Espero que nuestro sitio web publique información actualizada sobre cada desastre tan pronto como ocurra.

Tenemos un Grupo de Acción Rotaria que brinda socorro en caso de desastres. Este grupo tiene la gran oportunidad de trabajar con el personal de Rotary International. Nuestra respuesta ante un desastre podría ser más rápida que la actual. Lo primero que debemos hacer en caso de un desastre es tender la mano y decir, “¿Están todos bien? Estamos aquí porque nos importan, ¿qué podemos hacer para ayudarlos?” Tan solo esas palabras hacen que la gente se sienta más acompañada. Luego, podemos asesorarlos para que reciban la ayuda que no les podemos brindar pero que pueden obtener de organismos con los que ya colaboramos.

TR: ¿Depende Rotary de los clubes para obtener esta información?

RASSIN:Los clubes y distritos están en el terreno. Saben lo que está sucediendo. Saben a quién contactar en Rotary International y cómo y cuándo solicitar ayuda. Debemos ofrecer ese enlace en línea. Esa es responsabilidad de Rotary.

Si vives en un área que ha sufrido un desastre, querrás ayudar inmediatamente a tus amigos en problemas. Es lógico. El papel más importante de Rotary es dar el siguiente paso: los esfuerzos de recuperación a largo plazo.

Han transcurrido ocho años desde el terremoto de Haití y Rotary International continúa su labor en ese país. Muchos otros organismos brindan socorro inmediato, pero luego abandonan el lugar del desastre. Nosotros nos quedamos por mucho tiempo. Además, siempre hay rotarios que viven en esos lugares y es lógico que quieran que su comunidad vuelva a ser lo que era antes. Nuestra labor es ayudarlos, no necesariamente con fondos, sino con asesoramiento, orientación y empatía.

TR:Usted quiere que Rotary tenga un impacto transformador. ¿Cómo deberíamos asignar recursos para lograrlo?

RASSIN:No me malinterpretes, es bueno realizar proyectos pequeños. Siempre vamos a hacer este tipo de proyectos, pero me gustaría que cada club pensara al menos en un proyecto de servicio de gran impacto que cambie la vida de las personas. No necesariamente tiene que invertirse mucho dinero. Siempre doy el ejemplo del jeepque donamos a Haití. Por US$ 60 000 o US$ 70 000, donamos un jeeprosado a un grupo de parteras que visitan distintas comunidades para brindar atención prenatal a madres que no la recibirían de otra manera. La tasa de mortalidad ha disminuido de manera drástica. Ese es un cambio transformador.

La Fundación Rotaria viene hablando sobre sostenibilidad desde hace mucho tiempo. Para ser sostenibles, para que nuestras obras de bien perduren, debemos tener un impacto transformador que encaje con lo que están haciendo los fiduciarios de la Fundación y las Subvenciones Globales. Los distritos podrían solicitar una Subvención Distrital y hacer lo mismo. Tenemos los recursos. Simplemente tenemos que ser un poco creativos.

TR:¿Tuvo la reconstrucción en Haití un efecto positivo en Rotary?

RASSIN:Si vas a ciertas partes de Haití con la Rueda Rotaria, te darán las gracias porque recuerdan que los rotarios los ayudaron al brindarles alimentos, agua y una escuela para sus niños. Cuando hablamos de un impacto transformador, uno de los proyectos en el que estamos trabajando es el suministro de agua salubre a todo el país. El Primer Ministro es rotario y ex presidente de su club y está colaborando con nosotros a través de un organismo gubernamental que va a trabajar directamente con nosotros. Ese tipo de ayuda está muy por encima de cualquier Subvención Global, pero podemos planificarlo y averiguar cómo hacerlo por partes. Estoy seguro que a los distritos y clubes en todo el mundo les encantaría ser parte de este proyecto por tener un impacto transformador y ser el tipo de proyecto que podría traer un cambio duradero.

TR:¿Cuáles otras metas desearía alcanzar durante su mandato?

RASSIN:No hay una relación entre lo que hacemos en Rotary International (y lo hacemos bastante bien) y lo que hacen los clubes. Me gustaría cerrar esa brecha. Una de nuestras prioridades estratégicas es fortalecer los clubes desarrollando la membresía e incrementando las donaciones a la Fundación. No nos estamos comunicando con los clubes para explicarles por qué tienen que hacer algunas de estas cosas y por eso algunos clubes no lo hacen.

Quiero explorar maneras de iniciar nuevos clubes rotarios. Hay muchos clubes. Seguimos diciéndoles, “tienen que captar nuevos socios”. Pero quizá la cultura de su club no sea atractiva para otras personas. Eso está bien; deberían poder disfrutar su club y luego iniciar otro club al lado. Estamos trabajando para cerciorarnos que todo el mundo sepa que los clubes Rotaract pueden crear clubes rotarios. Debemos decirle a los rotaractianos que cumplen 30 años que pueden iniciar un club rotario con el que se sientan a gusto. Rotaract es nuestra arma secreta y debemos invertir tiempo para facilitar la transición de Rotaract a Rotary de una manera diferente.

Debemos mejorar la estrategia de las redes sociales. Cuando analizamos nuestras cifras con respecto a las de una celebridad, no somos nada. Necesitamos que los rotarios y rotaractianos accedan a las redes sociales y las utilicen para mejorar nuestra imagen pública. Y eso es la otra parte del problema: no creo que nuestras comunidades entiendan lo que es Rotary. Quiero organizar días rotarios para que los clubes y distritos puedan ir a sus comunidades y hablar sobre Rotary: lo que hacemos y por qué lo hacemos.

Quiero que los clubes ofrezcan a sus socios programas para el desarrollo del liderazgo. Nuestra nueva declaración de la visión dice: “Juntos construimos un mundo donde las personas se unen y toman acción para generar un cambio perdurable en nosotros mismos, en nuestras comunidades y en el mundo entero”. Es una excelente oportunidad para recordarle a todos que, como rotarios, también uno de nuestros objetivos es el desarrollo personal. Los jóvenes buscan maneras de crecer y desarrollarse y eso les da otra razón para afiliarse. Esas son las principales metas que quiero alcanzar.

TR:Ha mencionado la nueva declaración de la visión de Rotary. Ya tenemos un lema: Dar de Sí, antes de Pensar en Sí. Todos los años tenemos nuevos lemas presidenciales. ¿Por qué necesitamos una nueva declaración de la visión también?

RASSIN:Una declaración de nuestra visión nos permite decirle al mundo cuál es nuestro verdadero valor a largo plazo y ayuda a los rotarios y los no rotarios a entender cuál es nuestra meta en lo que se refiere a cambiar el mundo. Esta visión fue elaborada con base en las recomendaciones de nuestros socios. El resultado final muestra la visión para el futuro y la ruta para lograrlo.

TR:Los clubes Rotaract y los clubes rotarios del Caribe tienen una buena relación. ¿Cuál es el secreto?

RASSIN:Mi club es un buen ejemplo. Cuando un rotaractiano viene a nuestro club, no es nuestro invitado del día. Lo recibimos como un socio. Por eso, inmediatamente siente que es parte de nosotros. Eso es importante. También nos aseguramos que uno de nuestros socios asista a las reuniones del club Rotaract para que siempre exista una conexión. En los últimos dos años, creo que logramos un 100% de la transición de rotaractianos a rotarios. Ahora vienen y se afilian a nuestro club porque nos conocen. Debemos mantener esa conexión.

TR:¿Qué ha aprendido de los rotaractianos?

RASSIN:Los rotaractianos están llenos de energía. Son apasionados. Quieren hacer obras de bien y realmente les gusta trabajar en equipo. Lo frustrante es que luego sienten que es difícil hacer la transición a un club diferente que tiene una cultura totalmente distinta, que no tiene la energía a la que están acostumbrados y que no sabe usar las redes sociales. Los rotaractianos son el futuro de Rotary y debemos ayudarlos a lograrlo. ¿Qué van a querer de un club cuando tengan 40 años? Debemos encontrar la respuesta y luego crear clubes rotarios, o ayudarlos a crear clubes rotarios que los ayuden a alcanzar esa meta.

TR:Imagine su vida sin Rotary.

RASSIN:¡Caramba! Para ser sincero, eso es difícil de imaginar. Me he dedicado en cuerpo y alma a Rotary durante 37 años, y sin Rotary no tendría las amistades que tengo ahora o la habilidad para hacer algunas de las cosas que hago. Siempre doy el ejemplo de mi primer discurso. Estaba agarrado del atril leyendo el discurso que escribí y cuando llegué al final de la primera página, estaba tan nervioso que no pude dar vuelta a la página. Pero mi club seguía pidiéndome que diera discursos, por eso seguí haciéndolo, y ahora hablo en público sin miedo. No podría haberlo hecho sin Rotary.

TR:¿Cómo inicia un discurso?

RASSIN:Es importante prestar reconocimiento a tu audiencia. Querrás establecer una conexión con ellos de una manera u otra, ya sea dándoles las gracias o manifestando que un honor estar ahí, o brindando reconocimiento a una persona en particular. Siempre que preparo un discurso, quiero que suene lo más personal posible.

TR:Si hay algo que pudiera cambiar de Rotary, ¿qué sería?

RASSIN:Uno de nuestros desafíos en Rotary es nuestro Consejo de Legislación. Nos reunimos cada tres años para analizar la posibilidad de cambiar las normas vigentes de Rotary, pero toma como cuatro años y medio o cinco años lograrlo debido a los plazos para proponer nueva legislación. El mundo está cambiando con demasiada rapidez. Necesitamos una manera más rápida de tomar decisiones importantes que afectan a nuestra organización. Nuestro Consejo de Legislación tiene que entender que quizá es momento de hacer ese cambio. Me encantaría que nuestro Consejo se reestructurara. Una manera de lograrlo es con reuniones electrónicas cada año. Sería un desafío porque es difícil tener un debate dinámico en línea, pero creo que Rotary es lo suficientemente inteligente como para determinar el mejor modo de hacerlo.

TR:¿Existe una tradición rotaria que nunca querría eliminar?

RASSIN:Nunca eliminaría nuestra Prueba Cuádruple ni el servicio profesional. Me gustaría deshacerme de algunas de las tradiciones de las reuniones semanales de los clubes. No creo que sea necesario que las reuniones sean tan formales. Pero cuando analizamos los valores fundamentales, la ética o las clasificaciones, esos son aspectos que debemos mantener. Eso es lo que nos identifica y nos hace diferentes, y debemos valorar y seguir desarrollando esos principios.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Subir ↑